Reflexiones en la “tierrina”

Postales de lluvia. Madreñas en la puerta de las casas. El amanecer despierta al son de los cencerros. El primer café pierde su mirada en un prao de verde intenso donde pacen con calma una veintena de vacas frisonas. Piensas que si volvieras a nacer posiblemente querrías ser vaca asturiana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s